ISBN: 978-987-693-127-4

El Chacho Peñaloza

$ 400.00

Comprar

Zarco y montonero
Autor: Adalberto Moderc

Comparar
Categoría: Etiqueta:

Descripción

“La historia tiene para el general Peñaloza el lugar que debe ocupar el caudillo más prestigioso, más humano y el guerrero más infatigable.”

“Uno de aquellos corazones que no conocen jamás el odio, el rencor, la venganza ni el miedo”.

José Hernández

“La vida real del Chacho no contiene un sólo hecho de barbarie igual al asesinato del que fue víctima”.
Juan Bautista Alberdi

“El Chacho ha sido el único caudillo verdaderamente presntigioso que haya tenido la república Argentina”.
“No se le conocen vicios. Nunca una palabra dura para sus subordinados”.
Eduardo Gutiérrez

“Alguna cualidad verdaderamente grande debe de haber en el carácter de aquél viejo gaucho”
Domingo Faustino Sarmiento

“¡Mártir del pueblo! Tu cadáver yerto,
Como el ombú que el huracán desgaja,
Tiene su tumba en el desierto,
Sus grandes armonías por concierto
Y el cielo de la patria por mortaja”
Olegario Víctor Andrade

Información adicional

Peso 0.240 kg
Dimensiones 22.5 × 15.5 cm
Páginas

144

Primera Edición

Octubre de 2015

Adalberto Moderc

Argentino, hijo y hermano de inmigrantes eslovenos, esposo de mujer nacida en la Banda Oriental, cuatro hijos. Ingeniero, fue profesor universitario en la USAL, primer presidente de la Asociación Argentina del Go, investigador en la Biblioteca Nacional. Realizó estudios de campo y en diversas instituciones sobre la figura del general Ángel Vicente Peñaloza. Conjuntamente con el ingeniero Hilario Fernández Long, escribió “Introducción al Go” (Ed. La Isla) y “Manual del Go” (Ed. Paidós).

Dejemos que Adalberto nos cuente: En esos años de niñez y adolescencia, es cuando en la escuela pública me enseñaron y aprendí también la historia de nuestra patria y en ese largo y feliz tiempo, nunca nadie me nombró siquiera al Chacho.
Dostoievski nos dice que Dios ha arrojado al hombre a la libertad, lo cual nos condiciona a ser copartícipes de nuestro destino. De la misma manera la historia oficial apañada por los vencedores, aún con sus silencios, sus negaciones y sus contradicciones nos precipitó a los argentinos al intento de entender porque esas mujeres y esos hombres, indios y gauchos que hicieron nuestra patria se transformaron en parias en su propia tierra. Y así, bastante tarde encontré a Chacho Peñaloza.
Se vaticinó que “Será varón y varón de los grandes”.
Crece y se va entendiendo porque las preguntas, los cuestionamientos, su actitud crítica, prefiguran una conducta de vida de quien nunca, se iba a convertir en lenguaraz del poder.
En nuestras guerras internas, crueles como suelen serlo las guerras fratricidas, el Chacho sólo derramaba sangre en los campos de batalla y una vez terminado el combate, el cuerpo y la vida del enemigo eran sagradas.
Encontrar y conocer al Chacho me cautivó, me envolvió en un acto unívoco de admiración y respeto. Merece aclararse que la carencia de datos fidedignos sobre algunos hechos cívicos extremos y relevantes de la vida del Chacho, me disuadió del intento original de escribir una biografía, de las cuales existen algunas de muy buena pluma. Este libro es meramente un relato que preserva verdades comprobadas y se adentra en hipótesis que la tradición oral cobijó a lo largo de este siglo y medio que transcurrió desde la doliente noche de Loma Blanca.
Y aunque la gloria es siempre peregrina, me atrevo a afirmar que su trayectoria hasta su muerte, lo transforma en la figura más señera y emblemática de la historia argentina del siglo XIX posterior a las guerras de la independencia.